Puede ser de pocos segundos hasta algunos minutos. El tiempo de oportunidad depende de la ubicación y características del sismo y la distancia a la que te encuentres del epicentro.

Las ondas sísmicas que son potencialmente destructivas viajan aproximadamente a 4 km/s, así por ejemplo, un sismo en Acapulco tardaría 75 segundos en llegar a la CDMX (300 km) y 22 segundos a Chilpancingo (90 km).

Así que el tiempo de oportunidad depende en donde te encuentres.

¿Encontró su respuesta?